¿Por qué no sentimos la rotación de la Tierra?


Con la Tierra girando a casi 1.700km/h en el Ecuador así que uno pensaría que todos nos la pasaríamos mareados… ¡imagínese un tiovivo yendo a esa velocidad!

Pero no es la velocidad lo que nos afecta sino la aceleración, como cualquiera que haya usado un auto de carreras puede atestiguar.

Y el “relajado” giro de la Tierra produce una aceleración unas 100 veces menos fuerte que la de un tiovivo.

Con todo y eso, la rotación de la Tierra puede hacerse sentir, vía un fenómeno llamado “efecto Coriolis”, en nombre del matemático francés Gaspard-Gustave Coriolis.

A quien esté parado en cualquier cosa que esté rotando le parecerá que una fuerza misteriosa está sacando de curso a cualquier cosa que se mueva a lo largo. Por ejemplo, si una persona en un tiovivo trata de lanzar una pelota para que caiga en un bote al otro lado del tiovivo, notará que la pelota constantemente se va para otro lado.

La “fuerza misteriosa” realmente no existe. Cualquier persona que esté observando la escena verá que lo que ocurre sencillamente es que el balde se está moviendo mientras la pelota está en el aire.

Pero para quienes están en el objeto que gira, parece muy real, y su efecto tiene que ser tomado en cuenta cuando se calcula la dirección que tomarán los huracanes o los misiles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s