Las razones por las cuales una mujer grita en la intimidad

piel de gallina

leomarcazzolo490

Por Leo Marcazzolo.
Muchos dirán que perro que ladra no muerde, y que si una mujer grita mucho durante el orgasmo, sólo lo hace para darle mayor realismo a su “fingimiento”. Pero realmente, ¿será tan así? La verdad es que no lo creo tanto. Pienso más bien que la cosa es muchísimo más simple, que hay mujeres que gritan fundamentalmente porque son gritonas. Porque les encanta gritar, y porque disfrutan con algo que ellas consideran “intenso”. Si inclusive hasta llegan a saborearse –como si se estuviesen comiendo un chocolate con caramelo– con el escándalo.

Con que las escuchen los vecinos, y hasta cuando la propia pareja se asusta. Porque digámoslo con todas sus letras, hay hombres que definitivamente no tienen madera para los gritos, que ligerito se aterran, y que prefieren mil veces la posición del peregrino y el mutismo. El mutismo casi absoluto, así tal cual como si estuviesen pagando una manda. Y ese tipo de hombre es justo el arquetipo de hombre que detesta mi amiga Laura.
Ya que la Laura desde siempre ha sido escandalosa, desde siempre ha disfrutado más que nadie con los chillidos. Tanto que inclusive escandalizaba a la Sarita, cuando la Sarita vivía con ella. Y es que según la Sarita, (a la cual siempre ha convenido creerle la mitad, puesto que es muy exagerada) los alaridos de la Laura se escuchaban en toda la cuadra. Pero lo más divertido de todo no era eso, era lo que rodeaba a sus gritos.El rito del apareamiento. Eso era lo que los rodeaba.

El rito que la propia Laura compartía con su pololo Julián. Y que siempre era llevado a cabo al pie de la letra. Paso por paso. Inclusive en las partes más ridículas. Inclusive en las partes más dramáticas. Primero se miraban con cara de odio en la cocina, generalmente echándose en cara algunos defectos, después se disputaban algún alimento que a ambos les gustara. Luego cuando ya estaban más relajados, jugaban a hacerse cosquillas. Y por último terminaban como todos. O sea teniendo relaciones con los gritos estereofónicos de la Laura.
Gritos donde ella le vociferaba cualquier cosa. Desde lo más obsceno hasta lo más cotidiano. A veces hasta le gritaba: “te odio porque no me compraste el pan con ciruelas”, u otras veces, “te daré tu merecido por ser tan cruel”. Así de diversos eran sus gritos. Pero siempre, siempre, se cumplía que mientras la Laura más gritaba, su novio más se excitaba. De hecho hasta cuando se tomaba un par de piscolas el Julián, lo confesaba delante de todos. Admitía-semi ebrio eso sí- que escuchar a la Laura era sencillamente magnífico, que era lo mismo que escuchar a una sirena desde las profundidades mismas del océano. Abrase visto semejante cursilería. Lo dudo. Pero al menos lo bueno era, que mi amiga era completamente feliz. Lo bastante como para reírse como ratoncita y seguir admitiendo que le gustaba el “sexo con texto”. Además de “la chulería y la ordinariez” sólo en ocasiones de embotamiento.

Para la Laura todas “las ocasiones de embotamiento” correspondían a cuando el sexo se volvía una lata. Y su pololo la apañaba en todo. Al menos mucho más que él de ahora, que se ha convertido en un verdadero lastre para su vida.
En un verdadero niño quejumbroso con cara de viejo, que prácticamente no acepta los gritos porque dice que lo desconciertan. Que para él son casi como el mal de tourette, porque llegan sin que uno los llame, y lo desorganizan todo. Además bajan completamente la libido y lo hacen dudar hasta de su más “fiel compañero”, que es por supuesto, él que más sufre con la situación. Es increíble el dramatismo con que habla de su órgano reproductor, pero más increíble aún, es que la Laura lo soporte. Nadie sabe cómo lo hace. Cómo es capaz de escucharlo y seguir con él. Cómo es capaz de soportar a alguien que sólo quiere enmudecerla. Todo el santo día lo mismo, pero ella aún no se enmudece. Aún continúa y continuará gritando como la verdadera gata en celo que siempre fue.

Anuncios

Un comentario el “Las razones por las cuales una mujer grita en la intimidad

  1. Esos comentarios como que la mujer grita para darle mas enfasis al momento, es sexista y menospreciante, yo creo que si gritas es porque simplemente “te sale asi”. Vivan los gritos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s