Carnaval en tiempos de Resistencia…

…mujeres de cincuenta y dele….


…ay, no hay que llorar,
que la vida es un Carnaval,
y las penas se van cantando….
Celia Cruz

Si hace algunos años me hubiesen dicho que los venezolanos iban a sacrificar sus carnavales por luchar por su país, me hubiese hecho pipí de tanto reírme. Sería como pedirle a un canadiense que se abstuviera de la temporada de hockey, que un estadounidense no hiciera su cena de Acción de Gracias o a un alemán que pasara su Oktoberfest. Los carnavales en Venezuela, son un tiempo de risas, fiestas y comparsas de disfraces; los planes de viaje se hacen con antelación y alegría. Destino final: las playas.

El dictador sin máscara, Nicolás Maduro, apostó a este tiempo tan conveniente para sustentar su estrategia de enfriar las calles de las protestas diarias contra su régimen. Pensó que, después de dos semanas de gases lacrimógenos y balas, Guardias Nacionales Bolivarianos y enjambres…

Ver la entrada original 443 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s