Detente tiempo que tu voz callada

Rocanbol

Timotes, estado Mérida10365738_10203994632580219_2215174194054403263_n

Bajo de la montaña existe el lago de las comendaduras y el recuerdo
Si partimos en dos las habichuelas
Encontraremos el resto de la hazada
La otra se ha quedado en la diestra
Y
Dama o caballero afianza sus pisadas tras la puerta de una casa habitada por Cándida Santiago
Una estatua de cal y firmamento dábale al paladar las hogazas y las mantecadas y de sus brazaletes el sonido del hacer más hacer de rueca y
muévase que se hace tarde vea
Llévele esos panes a Don Pío
Traigame berros de la acequia que desa que está limpia
Y llegaban los hombres del terreno y arrimaban las sillas
Con sombrero venían los de fuera
Con camisas llegaban los de la plaza
Simón era lo diferente y sonreía
Pero mi amigo gritaba en esa puerta es que no habrá ni un Dios ni un tres que me reciba
Y cállese…

Ver la entrada original 249 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s