Venezuela en crisis: Europa considera la opción de mediar junto con Unasur

ParlamentoEuropeo

Víctor Suárez/Desde Madrid

A pesar de la sucesión de relatos explosivos e inverosímiles, de los recuentos y demostraciones de violaciones pertinaces al estado de derecho, de las olas de detenciones sin juicio y a la escasa racionalidad de las fuerzas policiales en el uso de armas letales en el control de manifestaciones pacíficas, amén de alucinadas réplicas de la izquierda tradicional, sólo una vez golpeó el mazo de su autoridad el vicepresidente de la asamblea, el polaco Ryszard Czarnecki, durante la plenaria del Parlamento Europeo que en la noche del miércoles 25 de febrero discutió la grave situación que está viviendo Venezuela. Lo hizo para advertir a un orador que se estaba excediendo en su tiempo de exposición. No por lo que se decía.

Sesenta y un minutos, según el acta oficial, duró el encierro en el que 31 eurodiputados se ocuparon de lo que algunos consideraron tan anti-democrática la deriva del gobierno venezolano que, de no ponérsele coto inmediato, podría alcanzar senderos de irreversibilidad.

En esta sesión el Parlamento debió trabajar más de lo ordinario: fue incluido a última hora el punto Venezuela, a proposición del español Luis de Grandes Pascual, perteneciente a la bancada del Partido Popular. En dos o tres ocasiones se había ocupado la Eurocámara de la cuestión, el año pasado. Pero, “la razón de pedir este debate es clara. En diciembre ya aprobamos una resolución con amplísimo apoyo (75% a favor) reclamando el respeto a los derechos humanos y la libertad de expresión en Venezuela. No han pasado ni tres meses y la situación no solo no mejora, sino que es excepcional”, explicó a la prensa el político español que hoy jueves celebra 70 años de edad.

Diputado en el Parlamento Europeo: Es inaceptable lo que pasa en Venezuela (Video)

En Bruselas, los europarlamentarios habían almorzado temprano para luego enfrentarse a una sesión de bostezos, que comenzó a las tres de la tarde. El orden del día incluía la discusión del marco estratégico de la Unión Energética, un reporte sobre la reunión informal de jefes de estado y de gobierno realizada el pasado 12 de febrero y la presentación del informe del año 2013 del Banco Central Europeo, con la presencia de su presidente, el temible Mario Draghi. Nada candente, comparado con lo que vendría después.

A las 8:33 de la noche comenzó a resonar la palabra Venezuela en el enorme salón donde se sientan los 751 diputados elegidos en los 28 Estados miembros de la Unión. Pero no estaban todos. La sala se había despoblado tan rápido como salió Draghi y ni siquiera se apareció la alta representante para asuntos exteriores y políticas de seguridad de la Comisión Europea, la jovencita italiana Federica Mogherini, ni tampoco portó por el foro ninguno de los cinco eurodiputados del partido español Podemos, supuestamente encargados, por vínculos franquiciarios, de la defensa de la Revolución Bolivariana.

En lugar de Federica, el informe de situación fue presentado por el chipriota Christos Stylianides, nada menos que comisario para Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis. ¿Es tan grave lo que está sucediendo en Venezuela para que el jefe del cuerpo de bomberos de Europa se apreste a entrar en acción? Parece que sí.

 

INACEPTABLE

ChristosStylianides

 Christos Stylianides

-Los acontecimientos recientes en Venezuela, el arresto y detención del alcalde de Caracas Antonio Ledezma la semana pasada y las acusaciones de malos tratos a Leopoldo López y a otros líderes de la oposición encarcelados, así como a los estudiantes que participaron en las protestas el año pasado, son absolutamente inaceptables, dijo el chipriota.

Su preocupación se centró en lo que pudiera pasar este año, desde el punto de vista institucional: 2015 es un año electoral en Venezuela con elecciones legislativas previstas para el segundo semestre. “Ahora bien, se espera que en un año electoral el gobierno en el poder haga los esfuerzos necesarios para demostrar que el respeto de los principios democráticos es prioritario”.

Cada vez que las instituciones europeas se refieren a la situación política y social del país, el gobierno venezolano reacciona con el mismo cartabón. En diciembre pasado, cuando la UE se pronunció, el vice canciller Calixto Ortega calificó a Margarita Mogherini de “segundona de la Casa Blanca”. Quizá ahora tilde de “tercerón” al heleno Christos Stylianides. Pero un día ataca (“Existe un eje Bogotá-Madrid-Miami”) y al siguiente retrocede (volvió a Madrid el embajador Mario Isea, luego de cuatro meses de ” vacaciones de protesta”  en Caracas).

Christos dice: El gobierno debe confiar en la sabiduría del electorado al evaluar su actuación y votar según estimen. De la misma forma, los ciudadanos de Venezuela tienen que esperar que las próximas elecciones sean justas y transparentes. En ese contexto el encarcelamiento de políticos y las restricciones que se han aplicado a la libertad de expresión, son algo que tenemos que deplorar.

Europa podría pasar a la “acción conjunta” con UNASUR

Para el día de hoy, la posición de Europa es la siguiente:

-Vamos a seguir muy de cerca la situación de los políticos de la oposición, así como de los estudiantes que han sido acusados, y vamos a volver a hacer un llamamiento para que se respete plenamente el principio de presunción de inocencia y tener un juicio justo. Si las acusaciones no son claras, aquellos que han sido detenidos tienen que ser liberados sin más, sobre todo si tenemos presente que Venezuela se ha enfrentado no solo a este clima sino también a problemas de seguridad y sociales especialmente graves.

Cuando se conoció la detención arbitraria del alcalde Ledezma, la alta representante Mogherini señaló que acogería las iniciativas de Unasur “y de los socios regionales de Venezuela” para apoyar una mediación en el país. En el parlamento europeo Stylianides reiteró tal noción, “para facilitar las conversaciones”. De la observación y condena, Europa podría pasar a la “acción conjunta” .

 

EL DEBATE

 

LuisDeGrandes2

Luis de Grandes Pascual

De Grandes abrió fuegos (“Condenamos sin paliativos la conducta del presidente Maduro”). Francisco Assis, del Partido Socialista de Portugal, le siguió (“La UE tiene que asumir su responsabilidad, no dejar sola a Venezuela”). El español Javier Couso, de Izquierda Unida, rompió la secuencia (“La derecha más extrema quiere derrocar al gobierno legítimo de Venezuela”).

La mitad de los participantes en el debate son representantes de España y Portugal. Los lazos son eternos. Los centroeuropeos ven la crisis venezolana semejante a los puntos tórridos que derivaron en la de Ucrania. Los griegos dicen que se parece a la suya, con la oposición encarcelada, y sin embargo fueron a elecciones. Unos con datos ciertos, otros con visión nublada o desconcertada apuntan indicios de desestabilización regional. El italiano Fabio Massimo Castaldo, del movimiento Cinco Estrellas, dice que “estamos a punto de ser árbitros” y señala a Rusia, con sus 47 convenios con Venezuela, como parte interesada. La checa Dita Charanzová (Grupo de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa) eleva el tono: “¿Dónde está Margarita? No podemos perder más tiempo. Vuelvo a pedir al Consejo (de Europa) que comience a considerar sanciones específicas contra funcionarios del gobierno de Maduro. Tenemos que actuar ya mismo, de inmediato”. El gobierno de Estados Unidos las ha adoptado pero no las ha puesto en práctica aún.

Ines Cristina Zuber, del Partido Comunista Portugués, hace notar que ellos también están “bastante preocupados por cuanto había sido desmantelado el Plan Jericó, que incluía desestabilización en la calle, con asesinatos para crear el caos, con la utilización del avión de guerra Tucán, que vendría del extranjero porque los venezolanos no están operativos, e incluso un video con encapuchados donde darían la noticia de la rebelión militar a través de cuatro canales (de televisión). Estaba previsto también asesinar al presidente y atacar a las sedes del gobierno, como ya se manifestó a través de la cadena Telesur, la que aceptaría pasar (transmitir) lo que los golpistas decidiesen”.

“Hay 500 mil ciudadanos venezolanos en Europa que nos piden una acción determinada”, Beatriz Becerra Basterrechea

La madrileña Beatriz Becerra Basterrechea, del partido Unión, Progreso y Democracia, compareció ataviada con una larga bufanda amarillo, azul y rojo con las ocho estrellas estampadas a la altura de las mamas. Preguntó qué pasaría en su país o en Europa si alguna de las cosas que suceden en Venezuela ocurrieran por estos lares. “Hay 500 mil ciudadanos venezolanos en Europa que nos piden una acción determinada (determinante)”.

La gallega Lidia Senra Rodríguez (Alternativa Galega de Esquerda) simplemente cree que “se quiere sacar de en medio a la Venezuela que no quiere entrar en el aro del capitalismo”.

El canario Juan Fernando López Aguilar, del Partido Socialista Obrero Español, apeló a su familia en Venezuela y a su gran conocimiento del proceso venezolano como observador electoral: “No es verdad que la democracia consista en el gobierno de la mayoría, sin más. No. La democracia exige el respeto a las minorías, la garantía de la función de la oposición y el respeto a la soberanía del individuo cuando te lleva la contraria, cuando se reúne y se manifiesta contra un gobierno democráticamente elegido”.

Muchos oradores mostraron su horror ante las circunstancias de la muerte de Kluiverth Roa, el joven de 14 años muerto a balazos en San Cristóbal. Al menos cuatro oradores previnieron contra el posible despojo de la investidura parlamentaria a Julio Borges, dirigente de Primero Justicia, como le hicieron a María Corina Machado.

A las 9:34 de la noche se cerró la jornada. La próxima sesión plenaria se celebrará el lunes 9 de marzo de 2015 en Estrasburgo. En esa ocasión será votada una nueva resolución de condena europea al gobierno venezolano. El jefe del cuerpo de bomberos de Europa exige garantías ante las elecciones parlamentarias venezolanas. La alta representante Margarita Mongherini se encuentra bajo presión. El Parlamente Europeo quiere acción. Lo más probable es que Europa se integre al grupo de países mediadores en nombre de Unasur. En marzo comienza la primavera.


@VSuarezRunrunes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s